Dile adiós a los callos de los pies

Unas de las partes del cuerpo que mas útiles son y que no se les presta la atención que merecen son los pies. Estos viven apretados y golpeados por la vida ya que nos llevan a todos lados.

Por eso cada día es más común ver personas que sufren de cayos o ampollas, ya que someten a sus pies a largas caminatas con zapatos inadecuados que les causan heridas.

Las ampollas son realmente dolorosas, pero afortunadamente en poco tiempo se curan. En cambio los callos no duelen pero si se ven muy feos, son duros y difíciles de quitar.

Este problema lo padecen tanto hombres como mujeres, por el uso de zapatos apretados, de zapatos con tacones, o simplemente porque el zapato sea nuevo. Pero a partir de hoy sabrás que hacer para evitar estos problemas en tus pies.

Aprende como tratar los callos y las ampollas en los pies

Lo principal para evitar un callo o una ampolla, es usar el calzado adecuado. Que no sean apretados, holgados ni de un material sintético que los pueda herir.

Por mas lindos que sean, elige tu alzado por la comodidad de tu pie, esto además te ayudara a evitar dolores de espalda.

Pero si ya tienes el callo o la ampolla, tienes que tratarla lo antes posible, por eso te dejare algunos trucos caseros para eliminarlos.

Si tiene una ampolla, es necesario que evite una infección en esa área. Por lo tanto debe lavarlo con agua y jabón y aplicar crema antiséptica hasta que se cure.

Si tiene un callo o ampolla producida por su zapato deje de usarlo por unos días y descanse para que no empeore la situación. No es conveniente usar calcetines mientras se siente la herida ya que debe fluir el aire en esa zona.

También Puedes Leer  Conoce el motivo por el que ella sigue siendo señorita y soltera

Si desea calmar el dolor de la ampolla, puede hacer una infusión de manzanilla y aplicarla tibia sobre la ampolla como si fuera una compresa.

Aplicar gel de aloe vera sirve para tratar la piel dañada por los callos y por las ampollas.

Aplique vitamina E en las heridas y callosidades para una mejor cicatrización.

Tome un baño caliente con sales para calmar el dolor de la ampolla y reducir la inflamación. Pero si la ampolla está rota mejor no haga este proceso ya que le ardera.

Si la ampolla se reventó no quite la piel suelta para evitar infecciones y aplique una pomada antiséptica.

Sigue estos consejos y ya no tendrás molestias e tus pies