Mira que fácil hacer un queso fresco con solo un litro de leche, un yogur y medio limón. Es muy fácil de preparar

La cocina es un arte que a mucho nos apasiona, la preparación de platos exquisitos o de una cena romántica, un fin de semana en familia entre tantos momentos especiales que podemos compartir con una rica receta hecha en la comodidad de nuestra casa.

En la actualidad conseguimos en el mercado casi todo preparado o envasado, listo para calentar, esto hace que cocinar sea algo que pocos disfrutan, sin embargo no hay nada más sano que cocinar y preparar nuestros alimentos, de esta manera estaremos cuidando de nuestra salud.

Existen muchas recetas caseras que nos pueden ayudar en nuestro día a día, solo debemos de seguir los pasos y finalmente tendremos platos ricos y saludables.

Hoy compartiremos una receta con la que podremos realizar queso saludable y a nuestro gusto, solo necesitamos algunos ingredientes, si quieres aprender continua la lectura.

Descubre cómo realizar tu propio queso

A continuación te mostraremos como realizar queso de forma natural y en la comodidad de tu casa.

Para realizarlo vamos a necesitar.

Ingredientes:

  • 1 litro de leche.
  • Zumo de limón.
  • 1 yogurt natural.
  • Una gasa.
  • Una olla.
  • Molde de 12 cm

Procedimiento:

Para comenzar debemos de calentar la leche por unos 15 minutos aproximadamente sin dejar que hierva, seguidamente añadimos poco a poco el yogurt natural tratando de revolver hasta incorporarlo todo, agregar el zumo de limón, notaremos que nuestra leche comenzara a cortarse, seguiremos revolviendo con ayuda de una cuchara de madera por unos 40 minutos aproximados.

Retiramos del fuego y dejamos reposar, seguidamente vertemos en una olla o en otro recipiente de nuestro gusto, la idea es colarla con la gasa hasta sacar todo el líquido o suero, aplicaremos algo de presión.

Podemos añadir condimentos de nuestro agrado, dándole un toque personal a nuestro queso, además de sal o pimienta. Pasamos nuevamente por la gasa para retirar cualquier rastro de suero de nuestro queso.

Colocamos en un molde y refrigeramos por unas 8 horas mínimo o por toda la noche, al otro día tendremos nuestro queso con la consistencia adecuada y el sabor deseado.

De esta manera tan sencilla podremos preparar nuestro queso casero con un sabor a nuestro estilo.

Si te gusto ese artículo compártelo.