¿Desea rejuvenecer totalmente tu rostro? Aprende a preparar este gel.

La edad trae consigo una gran cantidad de problemas de salud que pues amuchas mujeres no le hacen mucha gracia pues estos problemas más que ser internos son externos y pues afectan nuestra apariencia.

Entre ellos tenemos las canas, y las arrugas sin embargo hoy te hablaremos de cómo puedes deshacerte de estas últimas que bien sabemos pueden resultar ser todo un dolor de cabeza para muchas mujeres.

Las arrugas más que todo aparecen en la frente, en los bordes de la boca, los ojos y hasta en el cuello, y nos hacen lucir con una piel desgastada y sin vida y pues lo que nosotros queremos es todo lo contrario ¿no es cierto?

Si tu respuesta fue afirmativa, pues no te vayas porque el día de hoy te estaremos dando una de las mejores recetas caseras que te ayudará a atenuar las arrugas de una forma increíble, tanto que no vas a creer sus efectos. Sigue leyendo y entérate de más detalles.

Elimina las arrugas de tu rostro

Son muchas las personas que buscan rejuvenecer su rostro más emplean el uso de cremas cosméticas que la verdad es que son costosísimas y no solo eso sino que muchas de ellas contienen químicos que pueden perjudicar la piel si esta es muy sensible, más de lo que ya es.

Es por esto que los remedios caseros se han desarrollado, en pro de beneficiar a todas las mujeres sin importar el tipo de piel que tengan pues los elementos naturales, a no ser que seas alérgica a alguno de ellos, pues no representan ningún riesgo para la salud.

Si quieres aprender a preparar una receta totalmente natural que te ayudará a deshacerte de las arrugas pues lo que debes hacer es lo siguiente:

Ingredientes

  • 1 penca de aloe vera
  • 1 cápsula de vitamina E
  • 1 pepino, mediano
  • ¼ taza de agua (opcional)

Preparación y aplicación

Primero que todo, corta la penca de sábila y ponla a remojar por 2 horas para que le salga el yodo, luego retira la cáscara y enjuaga nuevamente el cristal. Luego al pepino debes quitarle las semillas sin embargo no retires la cáscara. Procede a licuar el pepino con el aloe por un minuto y luego agrega el contenido de la cápsula de vitamina E, si quedó muy homogéneo agrega el agua.

Aplica en la noche  y retírala a la mañana siguiente con agua tibia. Repite 3 veces a la semana.